Universidad de La Frontera
Dirección Académica de Postgrado
Avenida Francisco Salazar 01145
Fono (56) (45) 2325468
E-mail doccsbio@ufrontera.cl
Temuco-Chile

Sitio diseñado por
Coordinación de Comunicaciones
Universidad de La Frontera

Correo
comunicaciones@ufrontera.cl

Graduado estudió coleóptero asociado a conservación de la Araucaria
araucariaLos resultados de la tesis doctoral del Dr. Luis Huala demostraron que, específicamente el insecto Calvertius tuberosus, que vive en la Araucaria, tiene un valor asociado a la conservación de esta especie arbórea, pues se complementa a dicha especie.

Bookmark and Share

 
 
 

Como parte del proyecto FONDEF D10I1038, orientado a generar información asociada a la biodiversidad de nuestro país, la investigación del graduado, Dr. Luis Huala Jiménez, se centró en aportar nuevos datos acerca de los coleópteros, en este caso, de aquellos asociados al vulnerable ecosistema de las araucarias.

Su profesor co- guía, Marco Paredes, considera novedosa y relevante esta tesis, tomando en cuenta que en Chile son pocas las investigaciones sobre Araucaria. “Tiene un valor importante en la línea de la diversidad y la conservación, el manejo de los bosques, la fauna. Los datos aportados proporcionan una base genética sobre manejo de bosques de Araucaria”, dice el profesor, agregando que los estudios sobre esta especie arbórea no solo son importantes para nuestra región y país, sino también para el mundo, “ya que es un relicto que está presente hace más de 200 millones de años”.

El entomólogo Ramón Rebolledo y profesor guía del nuevo doctor, explica que la Araucaria es una especie en peligro de extinción, que si no se le pone atención pronto podría desaparecer en no más de una década. “El cambio climático, pero puntualmente la sobre explotación del piñón, han impactado fuertemente en esta especie. En ese marco, esta tesis se constituye en una base de datos relacionada con el uso de herramientas moleculares para resolver problemas de biodiversidad”.

doctorado-2018Coleóptero beneficioso
“Utilización de secuencias génicas para la determinación de la distancia evolutiva entre poblaciones de Calvertius tuberosus (fairmaire & germain, 1860) (coleoptera: curculionoidae) y la variabilidad genética en poblaciones de Aegorhinus superciliosus (guérin-méneville, 1830) (coleoptera: curculionoidae)”, es el nombre de la investigación del Dr. Huala.

“Investigué ambos insectos, el primero asociado a la Araucaria y, el segundo, a las plantas de arándano y maitén, conocido como caballito o cabrito del frambueso”, cuenta el graduado. Calvertius tuberosus es una especie que funciona como compañero de la araucaria y su valor está asociado a la conservación de la biodiversidad. Es el de mayor tamaño y uno de los más primitivos que existen. Se alimenta de cortezas en descomposición, por lo tanto, no le causa ni un daño al árbol.

La hipótesis, en relación a este insecto, era encontrar algún proceso evolutivo y también ver si las poblaciones que se ubican en la Cordillera de los Andes son iguales a los de la Cordillera de la Costa. “Acerca del proceso evolutivo en estos insectos descubrimos que no ha habido ninguno desde el periodo jurasico, se han mantenido constantes en el tiempo, se parecen mucho genéticamente a los que habían en aquella época, lo único que vimos fue la acumulación de algunos colores, pero podrían deberse a la distinta distribución de la araucaria, que habitaba en América del Sur, África, Antártica y Oceanía, ahora solo la encontramos en Los Andes y Nahuelbuta”, señala.

El otro coleóptero en cambio es dañino para los frutos, las semillas y la madera viva, entonces la idea era identificarlo genéticamente y ver cómo varían sus poblaciones para generar un control de plaga distinto a los tradicionales. “Aegorhinus superciliosus es muy resistente a los insecticidas, sus larvas están bajo tierra y son ellas las que causan daño, destruyen las plantas de los arándanos, entonces los insecticidas no funcionan. Actualmente se encuentra presente ampliamente en la zona central y sur de Chile, afectando a las plantaciones de arbusto que generan frutos para comercialización. Hay un impacto de esta plaga sobre estos cultivos agrícolas, entonces eliminar al adulto no tiene ningún sentido, porque el que causa el problema es la larva y las hembras ponen cientos de huevos”, argumenta.

En ese caso, señala, lo ideal es identificar alguna diferencia o similitud genética, para después idear algún protocolo de control de plagas. “Ya sabemos que son casi todos iguales, por lo tanto si se genera una estrategia, se puede aplicar para todos igual”, sentencia el Dr. Huala, quien es ingeniero forestal de profesión y actualmente se dedica a la docencia en la Universidad Santo Tomás.

En materia científica, en tanto, pretende comenzar a abrir nuevas líneas de investigación, especialmente en el aspecto evolutivo de la araucaria, considerando el aporte que esta temática tendría a nivel medioambiental.