logo 2 sello acreditacion biomol

examen daniela leon1

examen daniela leon2

Investigación de Daniela León Garrido genera proyecciones en la aplicación en el ámbito clínico en el tratamiento de uno de los tipos de cáncer de piel.

El epigalocatequin-3-galato (EGCG) es un polifenol (metabolito secundario) procedente de plantas. Por sus efectos antioxidantes, captadores de radicales libres y su interacción con un amplio rango de vías de señalización celular, su consumo está asociado a potenciales efectos terapéuticos en diversas enfermedades, entre ellas, el cáncer.

¿Puede el epigalocatequín-3-galato tener efectos en un modelo de células escamosas de piel resistentes a terapias fotodinámicas?, es la interrogante principal de la investigación realizada por Daniela León Garrido y con la cual obtuvo el grado de Doctor en Ciencias mención Biología Celular y Molecular Aplicada de la Universidad de La Frontera.

“El objetivo de la investigación fue generar un modelo de células de piel escamosas que fuera resistente a terapias fotodinámicas y evaluar el efecto que puede tener en él, el uso de EGCG”, explica la Dra. León.

La tesis se denominó “Evaluación del efecto de epigalocatequin galato sobre el fenotipo resistente a terapia fotodinámica de un modelo in vitro de cáncer de células escamosas de piel” y fue desarrollada en el Laboratorio de Biología Integrativa de la Universidad de La Frontera, bajo la dirección de los doctores Juan Carlos Roa, Cristina Kurachi y Priscilla Brebi.

“Los resultados arrojaron que efectivamente el EGCG actúa como un potenciador de terapias fotodinámicas aumentando la mortalidad de las células que son resistentes al tratamiento. Debido a estos resultados, uno podría pensar en una aplicación en el ámbito clínico en el tratamiento de cáncer de piel no melanómica usando terapia fotodinámica”, añade la Dra. León.

En el transcurso de la investigación, la Dra. León registró una solicitud de patente, 4 publicaciones ISI y 1 manuscrito enviado. A ello se suman 3 presentaciones en congresos internacionales, 5 presentaciones en congresos nacionales y una pasantía de investigación en la Universidad de Sao Paulo durante tres meses.

De profesión Tecnóloga Médico de la Universidad de Concepción, la Dra. León ingresó al Doctorado el primer semestre de 2012.

“La ventaja principal que siempre destaqué de este Doctorado, es que tenía un enfoque hacia la aplicación. No sólo es ciencia básica, como son la mayoría de las tesis que se generan en doctorados similares. Además, la universidad tiene oficinas de transferencia tecnológica y de innovación desde donde he recibido bastante apoyo desde que se adjudicó un proyecto FONDEF VIU en el que trabajo, el cual está terminando la segunda etapa y a la espera de los resultados finales”, finaliza la Dra. León.