logo 2 sello acreditacion biomol

Defensa javiera soto1

Defensa javiera soto2

Investigación de Javiera Soto Perlwitz funda algunas bases para utilizar los microorganismos analizados como potenciales biorremediadores de suelos contaminados.

En agosto de 2018, los vecinos de la comuna de Puchuncaví, Región de Valparaíso, debieron enfrentar una serie de episodios de contaminación ambiental, los cuales afectaron a más de 1300 personas. Hubo evidencias de presencia de elementos tóxicos y antecedentes de afectación a la capacidad respiratoria en escuelas de la zona.

¿Las bacterias y hongos rizosféricos de un suelo contaminado como el de Puchuncaví, pueden tener un efecto inductor de tolerancia y promoción del crecimiento vegetal bajo concentraciones elevadas de arsénico?, es una de las interrogantes principales de la investigación realizada por Javiera Soto Perlwitz y con la cual obtuvo el grado de Doctor en Ciencias mención Biología Celular y Molecular Aplicada de la Universidad de La Frontera.

“Los resultados de esta investigación indicaron que el conjunto de dos bacterias, incrementaron el crecimiento de plantas de trigo en un suelo que estaba contaminado con diferentes metales pesados como zinc, cobre, plomo y altas concentraciones de arsénico. Trabajé con suelo sacado de Puchuncaví, que es conocido como una zona de sacrificio”, explicó la Dra. Soto.

De acuerdo a las conclusiones obtenidas, el estudio funda algunas bases para utilizar estos microorganismos como potenciales biorremediadores de suelos contaminados. “Estos microorganismos ya tienen mecanismo de tolerar estos contaminantes, por lo tanto, no necesitan mayores adaptaciones para vivir en estos suelos”, agregó.

El trabajo de tesis se denominó “Caracterización de bacterias y hongos rizosféricos aislados de un suelo contaminado y evaluación de su efecto inductor de tolerancia y promoción del crecimiento vegetal bajo concentraciones elevadas de arsénico” y fue desarrollado en el Laboratorio de Biorremediación de la UFRO, bajo la dirección del Dr. César Arriagada Escamilla.

De profesión Biotecnólogo de la Universidad de La Frontera, la Dra. Soto ingresó al programa de Doctorado en el primer semestre de 2013.

En el transcurso del desarrollo de su investigación, Javiera registró 3 publicaciones ISI y 2 manuscritos enviados. Además, 7 presentaciones en congresos internacionales y 9 presentaciones en congresos nacionales.

“Me siento muy feliz de haber concretado esta etapa. Es un gran paso para lo que viene más adelante. Me interesó el Doctorado por su aplicabilidad. Me interesan los microorganismos y cómo estos podrían estar ayudando en la bioremediación como también en la promoción del crecimiento vegetal”, puntualizó.

Por su parte, el Dr. César Arriagada, director de Investigación y profesor guía de la Dra. Javiera Soto, destacó la relevancia que tienen los resultados obtenidos en especial para la zona norte de Chile, donde las concentraciones de arsénico en condiciones naturales son bastantes altas.

“El encontrar que existe una diversidad de bacterias y hongos que facilitan el que se pueda secuestrar y retener este arsénico, es una ventaja que no estaba antes descrita. Es un avance tremendo, junto con descifrar el genoma de una bacteria como lo hizo Javiera. Es un logro que una tesis doctoral llegue a ello”, sostuvo el Dr. Arriagada.