logo 2 sello acreditacion biomol

induccion doctorado2020.jpg

inducción biomol

 

Acreditación internacional y convenios de doble graduación, fueron las motivaciones para los cuatro chilenos y cuatro extranjeros que conforman la nueva cohorte del programa.

Una bienvenida distinta bajo la modalidad virtual, fue el marco en que el Doctorado en Ciencias mención Biología Celular y Molecular Aplicada, realizó su tradicional jornada de inducción para la cohorte de estudiantes 2020.

En la ocasión, el director del Doctorado, Dr. Luis Salazar, hizo un recorrido por los hitos en la trayectoria del programa y dio a conocer antecedentes históricos del doctorado, además de entregar valiosa información en torno a las líneas de investigación, convenios, infraestructura, entre otros.

La nueva cohorte 2020 está conformada por ocho estudiantes: Katherine Andara, Pablo Contreras, Álvaro Miranda y Claudio Vásquez (Chile); Yuselin Mora, María Tosta Pérez y Cecilia Villegas (Venezuela), además del estudiante cubano Luis Martínez.

Uno de los indicares más valorados por los nuevos estudiantes, fue el prestigio internacional que posee el programa reflejado en la acreditación de seis años por parte de la CNA-Chile (2017-2023) y la acreditación otorgada por la Agencia Alemana AQAS (2017-2023).

Otro de los aspectos valorados por los estudiantes, son los convenios de doble grado que tiene el programa con la Universidad de Sao Paulo, Universidad Estatal de Campinas, KU Leuven, Bélgica y la Universidad Federal de Sao Paulo.

La jornada contó con la colaboración de la Asistente Social de Postgrado, Bárbara Raposo, Arnoldo Vidal, Coordinación de Desarrollo Docente e Innovación Curricular y el encargado de Matrícula y Registro Curricular de Postgrado, Manuel González.


NUEVOS ESTUDIANTES

El nivel de organización, la preparación académica de los docentes, la capacidad operativa de los laboratorios, el equipamiento de las unidades de investigación, la vinculación con otras organizaciones y universidades, fueron parte de los criterios que llevaron a cursar este Doctorado a María Tosta Pérez, Licenciada en Química.

“Espero lograr las experticias necesarias en el área, contribuir al desarrollo del país a través de una vinculación tangible, continuar una carrera de investigación y realizar aquellas actividades que me permitan aplicar el conociendo adquirido en la resolución de problemáticas reales en la sociedad, así como la puesta en marcha de propuestas innovadoras”, agrega María Tosta Pérez en torno a sus expectativas.

Para Pablo Contreras, Ingeniero en Acuicultura, los criterios para elegir el programa apuntan al reconocimiento que ha logrado obtener durante sus 15 años de trayectoria, debido al amplio espectro de áreas de investigación que este presenta, la calidad y experiencia de sus académicos, y además de los convenios que ha logrado generar con reconocidas universidades extranjeras.

“Como ingeniero acuícola, me interesaría seguir desarrollando investigación en el área de reproducción de peces, pero a la vez complementarla con herramientas que me permitan darle un enfoque más transversal, lo cual me permitiría a su vez generar conocimientos que aportarán a la generación de un crecimiento más sostenido de la industria acuícola y al mismo tiempo un mayor interés por potenciar el desarrollo de biotecnologías de cultivo para especies endémicas del territorio nacional”, apunta sobre sus expectativas al cursar este programa de postgrado.